Memorial 27F

52.


CONCURSO ANTEPROYECTO

equipo
Cristian Contreras / Architect
Sylvain Macaux / Architecte
Gonzalo Verdugo / Artist


Memorial para recordar.

Esta configuración representa la ubicación de los planetas y las estrellas respecto al epicentro, en el momento en que ocurre el terremoto. Este parque memorial indica como un reloj perpetuo, la hora y el lugar del acontecimiento.

Los desplazamientos del terreno y la disposición de los objetos en el recorrido, responden al encuentro de las dimensiones terrestre y humana. Los materiales naturales son dispuestos por el hombre para otorgarles un sentido.

Nuestra patria es sísmica, somos gente en evidente relación con la naturaleza profunda de la tierra, está en nuestros genes y en nuestra geografía.

Lo que la naturaleza nos recuerda mediante un gran terremoto, es que somos seres humanos, habitantes de un planeta en constante movimiento. No podemos pretender detener o evitar los terremotos y tzunamis, debemos incorporarlos y coexistir con ellos.

Los chilenos debemos estar concientes de nuestra condición fundamental: el movimiento y la energía son la esencia de Chile.

Las piedras están en este mundo mucho antes que nosotros y que cualquier ser vivo en la tierra. Este año se movieron, como siempre lo han hecho, y nosotros, los seres fugaces de la superficie, sufrimos este evento como una catástrofe.


En lugar de fabricar más estructuras para desafiar a la naturaleza, queremos rendirle homenaje.

Este memorial es un lugar de encuentro entre lo eterno y un momento muy pequeño de la historia del universo.
Aunque nuestra vida en el mundo es corta, haremos una obra eterna.
Esta plataforma memorial es un lugar duradero, hecho de material eterno. La teoría que sostiene nuestro parque memorial surge de si mismo. El concepto que utilizamos para su configuración obedece a la lógica de su naturaleza. Pasarán millones de años y estas piedras puede que sigan ahí, cuando nosotros no estemos.

Esta es una intervención muy simple para una acción potente.